A lo largo del pasado año en Inmobiliaria Sevilla RC hemos detectado un punto muy importante que la gente no suele tener en cuenta cuando quiere comprar vivienda en Sevilla. Concretamente ese porcentaje de compradores que necesitan hipoteca.

Hemos tenido muchos casos de personas que se acercan a nuestras oficinas con una idea en concreto en su cabeza: quieren un determinado tipo de vivienda y en una zona en concreto. La pregunta pregunta es ¿realmente pueden acceder a esa vivienda? Con esto no quiero desanimar a nadie, pero este consejo os será muy útil para no perder tiempo ni crearos falsas expectativas.

ASESORAMIENTO FINANCIERO, LA CLAVE

Acercaros a un profesional de confianza es lo primero que debéis de hacer, ya bien sea vuestro banco de toda la vida, un financiero o un agente inmobiliario. Lo que queréis comprar ya lo sabéis, ahora tenemos que averiguar si podemos acceder a la comprar o cuales son las posibilidades.

Los principales factores que la banca tiene en cuenta a la hora de conceder un préstamo son los siguientes:

-Capacidad de ahorro: por lo general el banco nos pedirá que tengamos ahorrados el 20% del precio de compra ya que en la hipoteca solo conceden el 80%, a excepción de funcionarios y algún sector mas que pueden llegar a conceder 90%.

-Estabilidad laboral: es muy importante que tengamos un contrato de trabajo indefinido, o si en el caso de comprar con tu pareja, al menos uno de los dos. Valoraran mucho la antigüedad en tu empleo y te solicitaran la vida laboral para comprobar si tienes continuidad. Para poder comprar vivienda en Sevilla es fundamental.

-Gastos de compraventa: además del 20% que os comentaba antes, debemos tener también ahorrados para aportar a la operación los gastos de la compra tales como; impuesto de trasmisiones patrimoniales o el IVA, los gastos de escrituración y del registro, tasación, etc.

-Deudas, prestamos o hipotecas pendientes: hay otro factor importante que debemos tener en cuenta que es el ratio de endeudamiento, el cuál dependiendo de nuestro perfil no puede superar el 30 o 35% del total de nuestros ingresos computables. Si estamos pagando el préstamo de un coche nos reducirá la cantidad de cuota que podríamos pagar de hipoteca y nos podría obligar a tener que acceder a una vivienda de menor importe.

Una vez que tengamos todas estas dudas resueltas, sepamos los gastos que tenemos y la cuota a la que podemos acceder ya sabemos que podemos comprar vivienda en Sevilla.
¡Manos a la obra!

Recordar que Inmobiliaria Sevilla RC ofrece asesoramiento financiero gratuito. Si tenéis cualquier duda podéis llamarme sin compromiso o pasaros a verme por cualquiera de las oficinas y os ayudaré encantado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *